lunes, 16 de enero de 2017

Como hacer un jabón fieltrado


Un jabón diferente pero muy interesante. Sirve para exfoliar la piel, y se usa como si de una esponja se tratase. Para crear el tuyo propio únicamente necesitas:

-un jabón sólido ( el que tu quieras de igual si es de glicerina o de tocador)
-lana de fieltro de colores  o de un solo color como es mi caso
-agua 



Empezaremos humedeciendo la pastilla de jabón con un poco de agua, pero poco. 
Colocamos la lana de fieltro al rededor del jabón con mucho cuidado, no es preciso poner muchísima cantidad pero tampoco hay que quedarse corto y que e vea el jabón por debajo. 
Vamos añadiendo agua , para que la lana se humedezca, con paciencia , si lo echamos en un cubo con agua se quitara la lana y lo que pretendemos es lo contrario que la lana se quede pegada, por eso debemos ir poco apoco apretando la lana contra el jabón y después frotar con cuidado. De esta manera conseguiremos que salga espuma y al quedar seca hará que la lana queda compacta y no se desprenda sola del jabón. Se deja secar un tiempo, uno o dos días depende del tamaño del jabón y la cantidad e lana que pongáis.  
Podéis combinar diferentes colores de lana  para conseguir efectos mas originales y llamativos.